InicioComunicadosComunicado para el socio de Elite Taxi de valoración del año 2023

Comunicado para el socio de Elite Taxi de valoración del año 2023

El 2023 ha sido un año en el que han pasado muchas cosas. El año empezó movido, quince días después de recibir el dictamen no vinculante del abogado general de la Unión Europea sobre el asunto C-50/21, que confirmaba que el taxi puede considerarse un servicio de interés general, pero que apuntaba a que la limitación 1 VTC por cada 30 taxis debía justificarse mejor por motivos como la gestión del tráfico, del medio ambiente, de la seguridad y el espacio público, y por motivos de gestión del transporte.

A partir de ese momento nos pusimos a trabajar para prepararnos para la sentencia que vendría meses después. Elite Taxi formó un grupo de trabajo formado por Marc Vilar, Tito Álvarez y Sergi Cutillas (el mismo que representó a Elite Taxi ante el TJUE en octubre de 2022) para explorar el establecimiento de criterios técnicos que sirvieran de umbral en la otorgación de licencias, preparando el terreno de cara a proponer posibles modificaciones legislativas si llegado el momento de la sentencia definitiva del TJUE esto fuera necesario.

La sentencia del TJUE llegó el 8 de junio, confirmando la opinión del abogado general

Finalmente, sería el trabajo del equipo de Elite Taxi el que serviría para modificar la LOTT con el Real Decreto Ley 5/2023, el cuál establecería las bases para proteger al taxi en el impasse post-sentencia. Este Real Decreto elevó al taxi a servicio de interés público general, estableció requisitos ambientales, de gestión del transporte, el tráfico y el espacio público para las autorizaciones VTC nacionales, y otorgó competencias a las comunidades autónomas y entes locales para que establezcan los mismos criterios en las autorizaciones de su ámbito territorial.

Todos estos criterios se aplicarían también a las autorizaciones VTC que están en procedimientos administrativos y/judiciales. Cabe mencionar que la realización de este Real Decreto requirió, no solo de nuestra aportación técnica, sino de un trabajo de influencia y negociación política con el gobierno estatal que fue de gran dificultad.

Reunión con el Ayuntamiento de Barcelona

En paralelo, en enero nos reunimos con representantes del Ayuntamiento de Barcelona para solicitarles que sustanciaran la limitación a la otorgación de licencias de taxi y VTC en la ciudad por los motivos de interés general descritos por el abogado general. Los representantes del Ayuntamiento se comprometieron a realizar este trabajo técnico para proteger al sector en el plazo de 3 meses, es decir, para marzo.

El Ayuntamiento publicaría el mismo día de la sentencia un interesante informe que analizaba el impacto del reciente crecimiento de las VTC en la congestión del tráfico y la contaminación aérea en distintas ciudades del mundo. A pesar de que el informe sustanciaba en términos genéricos la necesidad de limitación del número de VTC, no lo hacía de forma concreta para la ciudad de Barcelona dejando coja la defensa de Elite ante el TSJ de Catalunya de que las autorizaciones VTC sub iudice deben ser denegadas. El AMB tampoco aportaría ningún sustento técnico y/o regulatorio a tal limitación en lo restante del año, a pesar de nuestras insistentes demandas.

Decreto de los VTC

Además del tema de la sentencia, en enero de 2023 debía entrar en vigor definitivamente el decreto de VTC que se había aprobado en julio de 2022 pero que daba unos meses de margen a las VTC para que pudieran adaptarse a la nueva legislación. A partir del inicio de 2023, aquellas que no cumplieran con todos los requisitos y no hubieran obtenido la nueva autorización urbana otorgada por el IMET no podrían circular.

Sin embargo, Elite Taxi pudo constatar que las plataformas de VTC intentaron anular el decreto por la vía de los hechos, actuando como si este no existiera. Es decir, continuaron con su actividad como si nada hubiera ocurrido. Por esa razón, tuvimos que movilizarnos y poner presión sobre AMB y Territori, para que intensificaran la labor inspectora y empezaran a sancionar e inmovilizar a aquellos que incumplieran la ley.

En este proceso, tuvimos que hacer algo que no nos gusta, que es amenazar con boicotear ferias internacionales con paros y bloqueos de tráfico. Lamentablemente, el estado de la política actual hace que este tipo de acciones sean más efectivas que la interlocución tranquila y sin estruendos. Siendo conscientes del mundo en el que vivimos, no renunciamos ni renunciaremos nunca a estas acciones contundentes, que hacen que se nos preste atención y se nos respete.

Ley de acompañamiento

El resultado de nuestro trabajo de movilización y técnico fue la introducción de nuevas normas a través de la ley de medidas de acompañamiento de los presupuestos de 2023. Estas modificaciones blindaron la tarifa del taxi -quedando totalmente prohibidas las tasas abusivas y los descuentos por parte de las empresas de intermediación-, se obligó a las plataformas a poner en su objeto social que hacen una actividad de intermediación de transporte por taxi, se endureció el régimen sancionador contra fraudes y piratería, se prohibieron los Bicitaxis y TukTuk, y se modificaron algunos artículos del Decret 9/2022 para facilitar la entrada de VTC tradicionales.

Además de estas importantes modificaciones, conseguimos el compromiso de la DG de Movilidad de trabajar conjuntamente en la elaboración de una nueva ley de transporte de viajeros con vehículos de hasta 9 plazas. Es verdad que el compromiso inicial era realizar esta ley antes del fin de 2023, pero por su exhaustividad y complejidad, dado que debe incluir al taxi, al Gran Turismo (VTC tradicional urbana), la VTC interurbana y también la regulación de las empresas intermediadoras, especialmente de las plataformas, su realización se ha ido demorando.

Comprensiblemente, la DG ha estado esperando la sentencia del TJUE antes mencionada, ha seguido de cerca las negociaciones de la Directiva de Trabajo de Plataforma y de la Ley Europea de Inteligencia Artificial, para poder incluir en esta nueva legislación elementos que sean acordes con estos nuevos marcos comunitarios. Sin embargo, a partir de otoño de 2023, con todos estos aspectos ya más claros, la DG de Movilidad ha convocado al Consejo del Taxi y ha creado grupos de trabajo para trabajar más concretamente en esta ley. Además, ha contratado a dos equipos técnico-jurídicos externos para que exploren los criterios técnicos para la limitación de licencias y autorizaciones de taxi y VTC respectivamente, de acuerdo con la sentencia del TJUE de 8 de julio.

A pesar de no haber leído aún ningún texto detallado sobre la nueva ley, hemos podido debatir con sus ponentes y estudiado las exposiciones de las líneas generales de la ley y podemos decir que cabe ser optimistas de cara a su resultado final. Principalmente, Territori incorpora nuestras ideas respecto a la limitación de licencias, respecto a que el taxi es un servicio de interés público y también de interés económico general y sobre la jurisprudencia relativa al tratamiento de las empresas que se declaran pertenecientes al ámbito de la sociedad de la información pero que realizan actividad de transporte.

En este sentido, la DG propondrá que aquellas empresas que tengan una influencia decisiva en la actividad de transporte no puedan considerarse de la sociedad de la información y, por tanto, serán operadores de transporte de taxi imponiéndoseles regulaciones propias de un sector fuertemente intervenido como es el del taxi. También hemos propuesto que se establezcan credenciales para los conductores de VTC, de la misma manera que existen para el taxi, y que se actualicen los requisitos de las credenciales de taxi y VTC para mejorar el servicio, como la mejora en la comprensión y habla de la lengua catalana. Esta ley entra en una fase decisiva en el primer trimestre del 2024, por lo que el equipo de Elite Taxi ya está a pleno rendimiento para no dejar escapar ninguna oportunidad de introducir nuestros posicionamientos.

Sanción de la ACCO

A estos dos importantísimos procesos, se le suman otros que también son determinantes para el sector. No cabe olvidar que a inicios de agosto de este año Elite Taxi ha sido sancionada por la Autoritat Catalana de la Competencia por un supuesto boicot comercial a Uber con una multa de 123.000 euros, que estamos convencidos que es un intento de destruir a nuestra asociación. Elite ya ha recurrido la sanción de la ACCO, proceso que está pendiente de decisión judicial.

Consideramos que la ACCO está actuando como un Tribunal Político que reprime a una organización formada por autónomos y trabajadores, cuya fuerza no es el dinero sino la unión, la movilización y el trabajo técnico duro e inteligente motivado por la ética y no por la avaricia.

Una prueba de nuestra opinión sobre esta institución es que la ACCO nunca ha sancionado a ninguna empresa de plataforma a pesar de nuestras denuncias y de sus numerosas infracciones y de sus actuaciones corruptas de compra de voluntades políticas, como demostraron los Uber Files. Esta institución es una expresión clara del institucionalismo neoliberal, cuyo objetivo es atar de manos a la política democrática representativa y reprimir al sindicalismo y al asociacionismo para defender ‘el derecho del capital’. El proyecto político detrás de instituciones como la ACCO es crear una ‘constitución económica’, en la que el derecho del capital pasa por encima de las reglas democráticas que se deciden en los procesos políticos. Según estas ideas, los compromisos con la soberanía y la autonomía son peligrosos si se toman demasiado en serio.

Es pertinente recordar que muchos de los pensadores neoliberales defendieron en su momento el fascismo o dictaduras como la de Pinochet para defender al mercado. Los adeptos a esta ideología promercado creen que las naciones deben permanecer integradas en un orden institucional internacional que salvaguarde el capital y proteja su derecho a moverlo libremente por todo el mundo, como por ejemplo ocurre con el mercado único europeo. En palabras del premio nobel neoliberal Hayek, un orden mundial neoliberal requiere una isonomía exigible -o «las mismas leyes»- contra la ilusión de autonomía, o «leyes propias» de las naciones. Elite Taxi continuará luchando contra las instituciones de represión política de este neocorporativismo global que están destruyendo nuestras sociedades, y que es primo hermano del fascismo, ante los juzgados y ante la opinión pública, para desacreditarlas y abolirlas, aunque nos cueste caro.

Demanda contra Free Now

En mayo Elite se ha personado también en la demanda contencioso-administrativa de Free Now contra el IMET por prohibirle este último modificar los precios del taxi. Como se ha dicho, la Ley del Taxi prohíbe los descuentos y las bonificaciones. Sin embargo, Free Now realiza descuentos de forma sistemática, lo cual es un incumplimiento de la ley y podría suponer un delito de alteración de precios y manipulación del mercado. Por esta razón, Elite se ha personado como parte codemandada y, además, inició una demanda civil contra Free Now en junio de 2023 por competencia desleal.

Ambos procesos continúan pendientes de resolución, y ya hay fecha para el juicio del civil que será el 20 de marzo de 2024. El posicionamiento de los juristas del IMET y de la DG de Movilidad de la Generalitat, así como nuestra interpretación de la jurisprudencia comunitaria, nos hacen ser optimistas de que la ley está a nuestro favor. Tanto la nueva legislación, como una posible sentencia en contra de Free Now, pondrían en entredicho todo el esquema corporativo internacional de estas plataformas, basado en la mentira de que no realizan actividad de transporte, sino que son meros intermediadores digitales, cosa que les permite evadir impuestos y no ceñirse a las regulaciones sectoriales de transporte.

Querellas contra Glovo y Uber Eats

Además, Elite Taxi y Taxi Project han promovido junto a sus socios del Observatorio del Trabajo, el Algoritmo y la Sociedad, querellas por la vía penal contra los directivos de Glovo y Uber Eats por violar repetidamente la Ley Rider y defraudar a la Seguridad Social y Hacienda y estafar a los trabajadores. Las querellas se interpusieron una en la Audiencia Nacional y la otra en el juzgado de lo penal número 7 de Barcelona.

Los dos juzgados se han declarado no competentes para juzgar el tema, declarando en el caso de la querella realizada en Barcelona que el juzgado competente es la AN y en el otro, que el juzgado competente es el de lo penal de Madrid. Es decir, los juzgados se pasan la pelota ante un tema caliente que podría llevar a penas de cárcel a los directivos de dos grandes multinacionales. Nuestros abogados están trabajando en los recursos de ambas denuncias.

También cabe mencionar que durante este año hemos trabajado con ahínco en realizar propuestas y tratar de influir en los procesos legislativos europeos. En el proceso legislativo de la Directiva de Trabajo de Plataforma (la Ley Rider europea), hemos colaborado con una serie de organizaciones representativas de los trabajadores para realizar propuestas. Fruto de este trabajo se han generado nuevas redes de organizaciones de trabajadores a nivel europeo y transatlántico de las que somos miembros activos. El objetivo de nuestras propuestas para la Directiva fue que se reconociera la laboralidad de los falsos autónomos europeos que trabajan para plataformas digitales, principalmente solicitando una reclasificación automática de todos ellos, y haciendo recaer la carga de la prueba de no-laboralidad sobre la empresa.

También propusimos que se prohíban prácticas algorítmicas contrarias a los derechos de los trabajadores como los despidos automatizados, los sistemas de puntuación, y los sistemas de reconocimiento biométrico. La Directiva de Trabajo de Plataforma debía ser aprobada recientemente, dado que parecía que había acuerdo entre el Parlamento y el Consejo Europeo, pero finalmente Macron, bajo influencia de los gigantes como Uber, boicoteó el consenso del Consejo, favoreciendo así a las plataformas.

Elite ha participado también en la creación de la campaña para influir en la Ley Europea de Inteligencia Artificial, así como en la creación del Observatorio Ciudadano de Inteligencia Artificial en el estado español. Ambas campañas han solicitado la inclusión de una serie de prácticas algorítmicas y de inteligencia artificial, como el reconocimiento facial, en la lista de prácticas prohibidas por esta ley. Creemos que nuestra influencia ha contribuido a que tal ley, aunque no es perfecta, dé mayores garantías a los usuarios de estas tecnologías.

ANTAXI

Finalmente, queremos cerrar esta carta evaluando nuestra participación en la Asociación Nacional del Taxi (ANTAXI). El trabajo de ANTAXI en los últimos años ha sido necesario y positivo, en términos generales. Sin embargo, como ya sabéis, en Elite somos extremadamente exigentes con nosotros mismos y también con las organizaciones de las que formamos parte. En este sentido, Elite siente que su participación en ANTAXI no ha dado todos los resultados que esperaba.

Elite ha sentido que sus aportaciones no siempre eran tenidas en cuenta, especialmente cuando ha aportado trabajo realizado por su equipo técnico, el cual a menudo no se ha estudiado con detenimiento y solo se ha valorado por parte de la asociación nacional cuando a dado resultados tangibles como la defensa del sector que Elite realizó ante el TJUE, la modificación de la LOTT en junio de 2023, o las distintas leyes autonómicas que están blindando la supervivencia del sector.

A pesar de las numerosas pruebas del buen resultado de nuestras propuestas y estrategias negociadoras, consideramos que ANTAXI no ha sabido integrar a Elite en el sitio que le corresponde dentro de la organización, que es de mayor protagonismo en la dirección de la organización nacional. Elite, sin haberse sentido explícitamente maltratada, se ha sentido algo ignorada y excluida de los procesos más importantes de la organización más importante del taxi a nivel estatal.

Creemos que ANTAXI tiene ciertas dinámicas cerradas y algo conservadoras a nivel estratégico y técnico, poco dadas a salirse del guion establecido por la asesoría legal externa de la asociación, que, a pesar de ser de gran valía, consideramos que no debe dirigir estratégicamente al sector. Sin ánimo de menospreciar a nadie y sin afán de protagonismo, creemos que nuestra experiencia y nuestra madurez nos permiten expresar estas palabras que aquí expresamos y tomar la decisión de poner a disposición de los socios la decisión de continuar o no en ANTAXI.

La junta de Elite considera por unanimidad que esta continuidad debería interrumpirse, dado que esto daría mayor flexibilidad de la asociación de representación del sector del taxi del AMB y de Catalunya por canales fuera de ANTAXI en las instituciones estatales y europeas.

Auguramos los mejor para el sector en 2024

Para terminar esta carta, queremos afirmar que somos optimistas de cara a 2024. Creemos que este será el año en el que se haga la nueva ley del taxi que proteja al sector para los próximos 20 años. También creemos que el sector está mejorando internamente, tanto a nivel individual, como a nivel de las distintas empresas locales del sector, que cada vez trabajan mejor y demuestran que no hacen falta grandes multinacionales para trabajar bien. Con todo esto en la recámara y con la fuerza que nos da formar parte de esta familia que es Elite, auguramos lo mejor para el sector y os deseamos un buen inicio de año 2024. ¡Por y Para!

Interesante

Publicidad

spot_img

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies