ÚLTIMO AVISO: Si las administraciones responsables no paran la ofensiva de estos criminales explotadores ¡¡¡LO PARAREMOS TODO!!!

Si las administraciones responsables no paran la ofensiva de estos criminales explotadores ¡¡¡LO PARAREMOS TODO!!!

LA PROVOCACIÓN DE CABIFY

Ayer Cabify dio un nuevo paso adelante en su política de burla y desobediencia, ante cualquier ley o norma que intente regular su actividad.

Si hasta ahora se estaban saltando impunemente cuatro aspectos fundamentales del reglamento que regula a las VTC’s en suelo urbano, destinados a diferenciar a ambos sectores y regular una actividad sin limitaciones sin control, como son la identificación del vehículo y el cumplimiento de las jornadas de descanso obligatorio, la prohibición de circular geolocalizados y sin pasaje en suelo urbano, la obligatoriedad de permanecer estacionados en parkings o garajes cuando no realizan un servicio, así como la contratación previa del propio servicio, en el día de ayer decidieron dar un paso más en su escalada de provocaciones.

Cabify ha empezado a colocar módulos luminosos en el interior de sus vehículos, para hacerse más visibles y demostrar que circulan ilegalmente por las calles sin pasaje, con la intención no sólo de hacer captación virtual, si no de hacer captación a mano alzada como si fuesen realmente un taxi, algo que dicho sea de paso ya venía sucediendo, aunque de forma más sibilina y sin tanto descaro, así venía sucediendo en el aeropuerto a través de captadores, o directamente en las proximidades de centros comerciales junto al resto de piratas, en zonas nocturnas de ocio, o en las propias calles de Barcelona durante las noches.

Más allá de las provocaciones de Cabify, son las propias administraciones públicas quienes llevan mucho tiempo provocando al sector del taxi, permitiéndoles carta blanca para saltarse las leyes y hacerlo a la vista de cualquiera, incluido los taxistas por supuesto, aunque las autoridades miren hacia otro lado cuando los ven.

El Departament de Transports de la Generalitat, ya nos demostró hace unos meses que son cómplices activos para que Cabify y las VTC’s se salten la legalidad y lo vimos con el célebre episodio de las pegatinas de identificación, no obligatorias, que distribuyeron a las VTC’s.

Nosotros no tenemos ninguna duda, de que altos funcionarios perpetuados en el Departament de Transports, forman parte activa de ese «microclima» ilegal que envuelve a las plataformas en Barcelona.


Por otra parte, y en la misma línea de proteccionismo a las plataformas para que puedan incumplir la ley, las autoridades policiales, no reciben órdenes políticas de actuar contra ese incumplimiento por parte de las VTC’s, y especialmente Cabify como llevamos meses viendo en nuestras calles.

De esto último, también podemos señalar a responsables políticos directos como Albert Batlle responsable de seguridad y de la GU en el Ajuntament de Barcelona, que durante los últimos meses ha estado alardeando de cómo están poniendo coto y sancionando a los patines eléctricos, pero que está demostrando que cuando se trata de hacer cumplir la ley a corporaciones poderosas como Cabify, o bien se asusta o bien es cómplice directo de estas ilegalidades.

La cuestión es que pasan los meses y mira para otro lado, mientras actúan con total libertad y carta blanca en las calles de Barcelona.

Por supuesto sin olvidar al máximo responsable de lo que sucede en la ciudad, la alcaldesa Ada Colau, y como no el IMET, ese organismo que gestiona el taxi pero que históricamente es inoperante para solucionar cualquier problema de verdadera envergadura y donde también podríamos establecer paralelismos con el Departament de Transports, en cuanto al alto funcionariado con máximo poder establecido en ambas instituciones.

Cabify entró en Barcelona utilizando los colores amarillo y negro, para entrar en confusión con el Taxi del AMB, pero en esa ocasión cometió el error de copiar unos colores que no solamente pertenecen a los taxis del AMB, si no también a la propia institución IMET y ahí sí que actuaron rápido en defensa propia y Cabify tuvo que desistir de sus colores originales, para empezar a utilizar el color morado actual.

La interesada obsesión de las plataformas, por parecerse y confundirse con el servicio de Taxi es enfermiza y los hechos no dejan dudas.

Si las administraciones e instituciones, piensan que el sector del Taxi va a seguir aguantando estás provocaciones y se va a rendir, se están equivocando, porque el vaso de la vejación a la que están sometiendo a los taxistas se ha llenado por completo y no cabe ni una gota más.

El día 20 habrá una manifestación exigiendo el cumplimiento de la ley por parte de Cabify, pero mucho nos tememos que pueda ser únicamente el inicio de otras protestas y acciones para acabar de una vez con estas ilegalidades, que están encontrando la complicidad necesaria, por parte de las administraciones públicas, estamentos y autoridades policiales, en el grado de responsabilidad que a cada uno corresponda.

Pedimos en lo posible calma al sector del Taxi, porque es evidente que los ánimos están muy caldeados y que la chispa puede saltar en cualquier momento, y tenemos muy claro que es eso exactamente lo que están persiguiendo con esta nueva acción de los módulos luminosos, provocar al sector del Taxi, para poder criminalizarlo después ante la opinión pública.

Es vergonzoso y asqueroso, que una corporación con sede en un paraíso fiscal, tenga el proteccionismo de actores políticos y funcionarios, que llevan el pan a su casa del dinero público y de forma ostentosa en la mayoría de casos, ese dinero que generamos entre todos, pero entre los que no se encuentra Cabify que fuga su facturación a Delaware, y todo esto mientras nuestra sanidad pública se desangra, realmente todos ellos son en gran parte responsables del saqueo que sufre todo lo público, a pesar de que comen y viven de ello.

La provocación no sólo es por parte de Cabify, sino también por parte de los responsables reales de toda esta selva de intereses, políticos y estamentales.

Si queremos parar este atropello, sólo podremos hacerlo desde las calles, porque ha quedado demostrado que no existe voluntad política para hacerlo y si todo lo contrario.

ULTIMO AVISO:

Si las administraciones responsables no paran está ofensiva de estos criminales explotadores:

¡¡¡LO PARAREMOS TODO!!!

ÉLITE POR Y PARA.