Contestación a Antoni Bassas

Uber amenaza con ejercer esa habitual delincuencia de guante blanco

Contestación a Antoni Bassas

Nos vemos obligados a perder el tiempo, en contestar a un pseudo periodista al que muchos consideran un mercenario al dictado de determinados intereses, especialmente los suyos.

Conviene recordar algunas cosas.

Antoni Bassas se ha manifestado siempre públicamente contra el sector del taxi, en el contexto de sus conflictos y jamás lo ha hecho con el mínimo rigor exigible a un periodista.

Antoni Bassas es accionista de un medio como ARA, que acumula perdidas año tras año y que fundamentalmente sobrevive de subvenciones públicas, si, sobrevive del dinero que pagamos entre todos, incluidos los taxistas, no así Uber que como es sabido tributa en los Países Bajos.

Antoni Bassas es el máximo accionista de las productoras Royal Box y Alguna Pregunta SL. Ambas productoras trabajan para el ente público TV3 y sus productoras han percibido 1.3 millones de euros de las arcas públicas, de nuevo la ciudadanía entre los que se encuentran los taxistas, son la fuente de alimentación de este personaje, que al mismo tiempo defiende a empresas como Uber que tributan fuera de España y que no solamente no colaboran en el mantenimiento de entes públicos de los que él vive, si no tampoco en el mantenimiento de la sanidad, educación, pensiones, servicios públicos, etc.

Que un personaje que dice amar tanto al F.C.Barcelona, hubiese acordado cobrar una cantidad indecente de 800.000€ brutos por formar parte de una candidatura, mientras los empleados del club sufren recortes salariales y en los peores momentos económicos del club, no hace más que redondear ese perfil de mercenario que tanta gente atribuye al mencionado personaje.

Por último recordar, que es Uber el interesado en trabajar con esos taxistas a los que Bassas menosprecia y subestima, y también recordar que en estos momentos no existe un medio de transporte con mejor valoración que el servicio público del taxi, con una valoración muy por encima de la que obtienen Uber y Cabify, pero para que Bassas hubiese tenido en cuenta este dato objetivo, público y relevante, debería ser periodista de verdad y no desinformador al servicio de sus propios intereses personales.

Como siempre hablan los que más tienen que callar.

ÉLITE POR Y PARA

Contestación a Antoni Bassas