Uber amenaza con ejercer esa habitual delincuencia de guante blanco

Uber amenaza con ejercer esa habitual delincuencia de guante blanco

Uber amenaza con ejercer esa habitual delincuencia de guante blanco

En el día de ayer Uber volvió a lanzar su campaña, sobre su entrada en el taxi de Barcelona.

Es la misma campaña enlatada que lleva meses distribuyendo a los medios de comunicación, pero cuyo principal objetivo es el de promocionarse en un entorno donde ni tiene clientes, ni tiene taxistas.

Una vez más Uber amenaza con ejercer esa habitual delincuencia de guante blanco, su santo y seña desde el principio de su existencia.

Uber hasta ahora, ha sido incapaz de proyectar su app a la tarifa tres que utilizan todas las apps del taxi y ha sido incapaz, porque Uber desconoce el significado de la palabra transparencia y es incapaz de subsistir en cualquier sistema de movilidad si no lo hace con sus propias reglas.

Nosotros ponemos en cuarentena la noticia de que Uber disponga de 350 taxistas dispuestos a trabajar para ellos en el AMB, ya que mentir y engañar a la opinión pública para su propio beneficio, también forma parte de su modus operandi habitual.

Si Uber empieza a trabajar con taxis, lo estaría haciendo de manera ilegal en este momento, por no cumplir con los parámetros de transparencia que el IMET exige por igual a toda app que pretenda trabajar con taxis en el AMB.

Y lo que es peor todavía si cabe: estaría induciendo al taxista a cometer una ilegalidad por prestar servicio sin ajustarse al sistema tarifario, lo cual podría suponer una falta muy grave que podría tener como consecuencia la revocación de la licencia o credencial.

Por otra parte, en el momento que Uber decidiera utilizar taxis de verdad, el conflicto estaría servido en la calle entre los propios taxistas, puesto que es una aplastante mayoría de ellos los que rechazan la entrada de un operador enemigo histórico como Uber y que lo seguirá siendo para siempre, como viene sucediendo en todo el mundo.

Uber aún tiene que demostrar mucho más para asustar al sector del taxi, que spamear en los medios noticias enlatadas, o que sentarse con la Generalitat, para acabar formando parte de un sumario por tráfico de influencias.

Uber debería ser muy consciente de a qué juega, en el momento más delicado para la sanidad y el estado del bienestar y donde los ánimos están a flor de piel, porque lo que sobran en este país y en este momento son multinacionales con sede en paraísos fiscales, que empobrezcan un sistema que es de todos.

No podemos ni mucho menos confirmar lo que dice Uber, porque no tenemos constancia alguna de que 350 traidores estén dispuestos a apuñalar al sector del taxi, o como mínimo de que tengan el valor de dar ese paso, de consecuencias incalculables.

Estaremos muy atentos, pero en todo caso, la historia de Uber en Barcelona, supondrá para la compañía un calvario y nunca un paseo militar, y eso el tiempo lo va a demostrar y dejar muy claro.

ÉLITE POR Y PARA.

Uber amenaza con ejercer esa habitual delincuencia de guante blanco

3 Comentarios